Recuperar Plusvalía Municipal

Preguntas frecuentes – FAQs

¿En qué consiste el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana?

Conocido coloquialmente como la plusvalía municipal, el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título (compraventa, herencia, donación, etc), así como la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.

¿Cuál es el procedimiento para solicitar la devolución de la plusvalía municipal?

Existen diversos procedimientos para instar la devolución del IIVTNU soportado indebidamente. En nuestra opinión, en función de unos determinados parámetros, se optará por la vía que conlleve mayor seguridad jurídica y reduzca en la medida de lo posible los costes en los que se incurran.

¿Cuál es el órgano competente para resolver el procedimiento?

El órgano competente será el Ayuntamiento en donde radique el inmueble, Tribunal económico-administrativo municipal o regional, en su caso, Juzgado de lo Contencioso-administrativo correspondiente y Tribunales superiores.

¿Quién ingresa o ha ingresado indebidamente la plusvalía municipal?

  1. Si se ingresó o se ingresa con motivo de una transmisión onerosa, el que transmitió o transmite el bien inmueble de naturaleza urbana.
  2. Si se ingresó o se ingresa con motivo de una transmisión lucrativa, el que recibió o recibe el bien inmueble de naturaleza urbana.

¿Quién puede solicitar la devolución de la plusvalía municipal?

Aquellas personas físicas y jurídicas que hayan soportado o vayan a soportar este impuesto, así como aquellas entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

¿Cuáles son los documentos exigibles para justificar el IIVTNU indebidamente ingresado?

Es esencial disponer de la autoliquidación e ingreso del IIVTNU devengado con motivo de la transmisión efectuada, así como título previo de propiedad y escritura de transmisión que originó el nacimiento de la obligación de pago del IIVTNU.

¿Se puede obtener la devolución de cualquier cantidad ingresada del IIVTNU a lo largo de todo su período de vigencia?

Consideramos que existen argumentos sólidos para considerar que algunos de los aspectos esenciales de este Impuesto son inconstitucionales, por lo que, siempre y cuando se cumplan determinados requisitos que serían validados previamente por la Firma, debería prosperar la correspondiente devolución.

¿Qué plazo hay para iniciar los procedimientos pertinentes?

Para instar la devolución de ingresos indebidos de autoliquidaciones desde febrero de 2012 no hay un plazo limitado más allá de los plazos generales de prescripción de cuatro años de la Ley General Tributaria (a computar desde la fecha en que finalizó el plazo para pago en periodo voluntario). Por ello, resulta esencial ejercitar su derecho cuanto antes al objeto de evitar que prescriba.

En el caso de plusvalías municipales cuyo régimen haya sido el de liquidación emitida por el Ayuntamiento, el plazo será de 1 mes desde la notificación de la citada liquidación.

Para aquellas plusvalías que se devenguen en operaciones que se vayan realizar, los plazos variarán en función del régimen de liquidación establecido por cada ayuntamiento, resultando esencial seguir el procedimiento diseñado al efecto por la Firma.

¿Estas devoluciones generan intereses?

Con la devolución del IIVTNU, se deberían abonar los correspondientes intereses de demora. (interés legal del dinero vigente a lo largo del período en el que aquel resulte exigible, incrementado en un 25 por ciento, salvo que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca otro diferente).